miércoles, 30 de mayo de 2012

El último adiós al "Hongo" Ortiz

[ El Norte En Movimiento 25/05/2012 ]

En una emotiva ceremonia que se llevó a cabo esta mañana en el estadio de fútbol de Ferro de Alvear, se esparcieron en la cancha los restos, las cenizas, de Carlos "Hongo" Ortiz, -fallecido recientemente en Buenos Aires- emblemático jugador de fútbol que tuvo la provincia de La Pampa vistiendo la casaca 'verde', reconocido y admirado por su dotes con 'la redonda', pero aún más por su brillante calidad humana. "El quiso que fuera acá", dijo su hija Beatriz, en alusión al pedido de su padre.


Familiares, compañeros de vestuario, de la infancia, ocasionales adversarios, amigos de la vida, dirigentes de ayer y hoy, se dieron cita en el Parque Nacional de la Tradición para tributar a un ser humano excepcional que eligió un rectángulo de juego para descansar eternamente y en paz. Allí, fue feliz y regaló felicidad...

El lugar elegido para el primer tramo de la ceremonia no podía ser otro que al pie del monumento 'Al Jugador' que se encuentra en las instalaciones del estadio del club Ferro Carril Oeste y fue su hija Beatriz la encargada de abrir el telón para el sentido homenaje.

"Cuando hablamos de la muerte en charlas familiares, dijimos siempre de cremarlo y las cenizas las íbamos a esparcir en el lugar que él quisiera, y él quiso que fuera acá...", expresó emocionada.
"Estuvo alejado del pueblo, pero hace veinte años restableció el vínculo. Después le costó volver, sintió mucho el fallecimiento de Alfredo Capozzi, a quién quería muchísimo. Volvió dos veces más, al festival de la doma y luego su enfermedad lo dejó en cama, pero les aseguro que conocemos el apellido de todos ustedes", agregó.

"No me molesta la muerte, porque es parte de la vida", subrayó. "Considero que hay dos tipos de personas, los que transitan por la vida y que transitan nada mas y los que la viven, mi papá la vivió. Por eso hoy están ustedes acá. El olvido es inevitable, el tiempo hace olvidar, pero las personas que trascienden dejan una huella", expresó y el cerrado aplauso de los presentes se hizo sentir y mucho."

A continuación tomó la palabra Marta Aguirre, "recuerdo cuando llegó al pueblo para los noventa años de la Escuela 17, se abrazó con todos, estuvo en la fiesta y lloró con todos, disfrutaba cada vez que llegaba por aquí. Hace poco escribí que el "Negro" era como un ardillita morocha, que andaba por todos los sectores de la cancha, parecía que se deslizaba en patín, haciendo gambetas...se divertía con la pelota, fue muy feliz ", sostuvo.

Luego agregó, "estuvo más de veinte años jugando en Ferro, empezó en la década del '40", recordó.
"Vivió la vida de manera muy especial y dejó una impronta. Fue alumno de las escuelas 196 y 17, tiene compañeros y amigos por todos lados", dijo para culminar, graficando la vida de "Hongo" Ortíz, "tiene amigos en todos lados..."

Luego llegó el momento...su hijo Carlos Alberto simbólicamente elevó una pelota de fútbol por los aires y familiares, compañeros de vestuario, de la infancia, ocasionales adversarios, amigos de la vida, dirigentes de ayer y hoy fueron sembrando sus cenizas por la cancha, "él quiso" que fuera en la de Ferro...

Parado, el segundo de izquierda a derecha, Carlos "Hongo" Ortiz vistiendo la camiseta del Oeste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJÁ TU COMENTARIO