viernes, 19 de septiembre de 2008

LA FIESTA DEL TRICAMPEON

Una multitud de hinchas de Ferro se acercaron a las instalaciones del gimnasio del club para disfrutar del espectacular agasajo en conmemoracion a los logros obtenidos estos gloriosos 3 años.


A la fiesta no le falto nada:
bombos, trompetas, cánticos y todo el color


Siempre el recuerdo para los de la vereda de enfrente...



Las tortas, una por cada campeonato



La palabra de los protagonistas de esta gloriosa temporada


Merecidos homenajes a históricos hinchas, como Casimira, fanática incondicional del Oeste


Y la fiesta del verde no termina...




¡¡¡ GRACIAS CAMPEÓN !!!


jueves, 4 de septiembre de 2008

ALGO MAS QUE UN RECUERDO...


La fiesta del clásico no fue completa hasta que "La banda del oeste" o "La 14" entrara al estadio con sus bombos, redoblantes y banderas. Instalándose en el centro de la tribuna y contagiando al resto de los hinchas ferrocarrileros, la barra de Ferro recibió al equipo con un gran recibimiento entre papeles, serpentinas y humo, para luego no parar un segundo de alentar a los once leones que luchaban en el campo de juego, haciendo sentir al verde como local.


Estos son los 16 guerreros del Oeste que salieron a la cancha para dejar todo y regalarle así una nueva alegría a toda la barriada que los alentaba.
Parados: Ormeño, Suarez, Lazaro, Cocchi, Zapata, Caminos, Gavotti, Crenna Y Gigantti.
Incados: Morales Paez, Scarolla, Sayago, Mendez, Merlo, Montero y Massa.


Sebastián Merlo; capitán del campeón, ídolo de la gente y una de las principales figuaras de esta final.


La espera hacia el pitazo final se hacia eterna, la gente del Oeste ya palpitaba una nueva vuelta olímpica, pero esta vez con un agregado especial; sería nada más ni nada menos que en la casa de su eterno rival.


Y el partido finalizó, y la alegría fue solo verde. Muchos hinchas se infiltraron al campo de juego nada más que para mezclarse con los jugadores y desatar la fiesta ferrocarrilera, dando una vuelta olímpica que sin duda quedará en la historia y por sobretodo en la memoria de toda esta gente.

martes, 2 de septiembre de 2008

TRICAMPEÓN



Una nueva vuelta olímpica. Una nueva alegría inmensa. Una nueva fiesta para la gente del oeste. Una vuelta que significa mucho y trae consigo algunos agregados especiales. Conseguir el tricampeonato, llegar a 9 ligas obtenidas, igualando a afbc en ambas cosas, y que mejor que haber levantado la copa en su propia cancha.

En el capitulo numero uno de esta finalísima 2008, Ferro había superado a afbc por 1 a 0 en el Parque de la Tradición con un gol tempranero de Sebastián Merlo.

Durante la semana se había hablado mucho de la diferencia de un gol conseguida por Ferro como local, y muchos coincidían en que esa ventaja era poca por la paridad de los equipos.

Sin embargo, se pudo comprobar claramente que con esa diferencia le alcanzó y le sobró al Verde, porque AFBC no encontró los caminos para cambiar el rumbo de la final y tampoco tuvo demasiadas ideas a la hora de buscar el arco rival.




Una hermosa tarde acompaño a la fiesta del fútbol que en este segundo episodio se presento en el estadio de la Avda San Martín. Muchísima gente de Ferro y bastante del azul, aunque siendo locales se podría haber visto un poquito más.

Este segundo partido no tuvo emociones en cuanto al juego, aunque sí contó con la vibración propia de una final. Pero en general el cotejo fue cerrado, jugado con dientes apretados y con mucho trabajo táctico, pero sin arriesgar demasiado ninguno de los dos.
Los dos equipos abusaron de los pelotazos, y en ese contexto el que sacó mejor provecho fue Ferro, que con la potencia de Merlo y la velocidad de Zapata generó dos situaciones claras de gol.

Afbc mostró su peor imagen, aportando muy poco para tratar de cambiar la historia. Solo un gol bastaba para extender sus chances de campeonato pero el equipo fue flojo e irregular, además de carecer del apoyo amplio de su gente, que teniendo en cuenta la altura de las circunstancias podría haber tratado con menos frialdad de impulsar a su equipo hacia adelante o presionar.

El 0 a 0 final significo el festejo para la gente del Oeste y un nuevo grito de campeón, esta vez en la mismísima cancha del azul, hecho histórico que Ferro logró por segunda vez en su historia (la primera fue en 1974) y que por el lado de afbc no se dio nunca. En la cancha de los azules hubo fiesta verde, fiesta que se trasladó a todo el pueblo con un festejo interminable.

Por el lado del plantel parece que ahora solo se piensa en ganar el Torneo Provincial, que significaría el broche de oro para una etapa más que espectacular e histórica para Ferro. Solo nos queda agradecer a este excelente plantel de grandes jugadores que por tercera vez consecutiva levantan una copa. Ferro es tricampeón y todo es alegría.