domingo, 14 de agosto de 2011

LO TUVO EN LAS MANOS


En la tarde de ayer se disputó un nuevo clásico alvearense por la última fecha de este clausura, donde Ferro debía obtener un empate o una victoria para asegurarse esta segunda parte de torneo y tener su lugar en la final de la Liga. El local, Alvear FBC, estaba obligado a ganar para igualar en puntos al Verde y forzar un desempate. Cosa que terminó logrando, a pesar de que Ferro comenzó ganando, el conjunto azul pudo dar vuelta el resultado y de esta manera el clausura se definirá la próxima semana en un solo partido en cancha neutral.

En sí, el partido no fue bien jugado; un campo de juego en malas condiciones, sumado a la presión puesta sobre ambos equipos hizo que por momentos el cotejo se volviese trabado, con muchos pitazos del juez y mucho abuso del pelotazo.

Durante el primer tiempo Ferro planteó su juego haciendo incapié en el contra-golpe y cerrándose bien en defensa, anticipando las potenciales jugadas de ataque que el Alvear trataba de elaborar. Con Gavotti suelto, Toro por la derecha, Luna por la izquierda, y Bal moviéndose más arriba, el equipo de Jacobi buscó sacar ventaja por las bandas aprovechando la velocidad de sus jugadores.

Pero de todas maneras, durante esta primera etapa, no hubo jugadas bien elaboradas y lo más peligroso que tuvo Ferro fueron algunos disparos de Toro que exigieron a Alomo que se mostró muy seguro. Por el otro bando, Alvear FBC apostó a los centros al área que de a ratos ponian nerviosos a los defensores Verdes.

El segundo tiempo se presentó diferente; el dt azul apostó más al ataque a través de algunas modificaciones, ésto hizo que el Alvear presionara más arriba a Ferro y de a poco se convirtiera en el dominador de la pelota. Ferro pareció continuar su táctica y mientras parecía que el local se acercaba más al gol, fue el Verde el que lo consiguió primero.

A los 10' luego de una salida rápida desde el fondo, Jairo Luna tomó el balón por la izquierda y mandó un buen cambio de frente para Emanuel Toro que ingresaba por el otro costado, aprovechando que la defensa azul no se había terminado de acomodar bien, ingresó al área, enganchó bien y sacó un perfecto remate de zurda al ángulo superior derecho de Alomo que nada pudo hacer. De esta manera Ferro se ponía arriba para toda la alegría de la gran cantidad de hinchas que lo alentaban.

Y parecía que estando 1-0 en ventaja, al Oeste no se le podía escapar el clausura. Pero a partir de aquí el partido dió un giro. No solo porque el azul se despertó, sino porque los fallos del cuestionado juez del encuentro Lezcano, parecieron inclinar la cancha por momentos. Las tarjetas amarillas empezaron a crecer en el equipo visitante, y además, una de las cuestiones que más enojó a los del barrio de la estación fue el trato para con Valdez, el 5 azul, que claramente debió ser expulsado en más de una ocación.

Y como pareció anticiparse, el empate del azul llegó a los 20' luego de un centro de Viangule desde la izquierda que Colazo bajó de cabeza para que Morette definiera de zurda contra el palo de Caminos, que a pasar del esfuerzo no pudo taparla.

Ferro no renunció al contra-ataque y trató de aguantar la presión del local que cada vez era más fuerte. Jairo Luna tuvo que ser reemplazado por una contractura, y el dt Dante Jacobi debió irse de la cancha por los constantes reclamos contra Lezcano, que a esta altura eran comunes en todos los ferrocarrileros.

Finalmente a los 36' el Alvear FBC consiguió lo que necesitaba, un gol más; luego de un pase de Rosiere para Colazo, que entrando al área definió punteando la pelota ante la salida de Caminos.
Ferro siguió intentando hasta el final del partido donde tuvo una posibilidad en los pies de Gavotti que pudo haber cambiado la historia, pero el balón se fue desviado cuando el Juano definió por arriba de Alomo en una jugada que terminó siendo muy discutida, ya que muchos reclamaron que el arquero azul fue con los pies arriba contra el cuerpo del capitán Verde que terminó dolorido en el suelo.

A pesar del esfuerzo que los jugadores del Oeste pusieron en el campo de juego, del apoyo de toda su gente y de los cuestionamientos contra el árbitro del partido, nada pudo cambiar y a Ferro se le escapó el clausura de las manos. Por lo tanto todo se definirá la semana próxima en un solo partido en cancha neutral, posiblemente en General Pico.

Ferro deberá ganar este encuentro para poder disputar la final de la Liga Pampeana contra éste mismo rival. Mientras que de ganar el Alvear FBC, esta historia culminará allí mismo.

Esperemos que el Verde llegue lo mejor posible a este partido, con toda la fuerza necesaria para quedarse con la victoria. Esperemos que después de los 90 minutos no tengamos que llenarnos de impotencia por los fallos de un juez. Y esperemos que toda esta gente que ayer acompañó y alentó a este equipo esté presente una vez más, y, ojalá, salgan del estadio con la alegría que se merecen. VAMOS FERRO!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJÁ TU COMENTARIO